Mascarilla casera para el pelo. Las mejores para cada tipo de cabello

Ahora que los recortes y tratamientos en los salones de belleza están en una pausa indefinida, la salud de nuestro cabello depende totalmente de nosotros. ¿Una de las formas más sencillas de dar amor a tus mechones en casa? Hacer una mascarilla casera para el pelo. Además de ahorrar mucho dinero, una mascarilla casera capilar, prácticamente garantiza que los ingredientes que se aplican a las hebras de tu pelo son naturales y no tóxicos.

“Los ingredientes de origen vegetal son holísticos, lo que significa que un solo ingrediente proporcionará una variedad de beneficios y no tendrá ninguna consecuencia negativa, como dejar una acumulación de productos químicos o residuos”.

Y como sabrás exactamente qué ingredientes van a parar a tu cabello y a tu cuero cabelludo, te será más fácil ajustar tus fórmulas para que puedas obtener los mejores resultados posibles para tu tipo de cabello y la marca particular de drama capilar que estás combatiendo.

Cómo sacar el máximo partido a tu mascarilla casera para el pelo

  • Prueba primero los ingredientes: Siempre es importante tener en cuenta cualquier alergia alimentaria que puedas tener. Si no estás segura, prueba cada ingrediente en tu muñeca antes de usarlo en la mascarilla capilar.
  • Asegúrate de que se aplica bien: Las mascarillas caseras deben aplicarse sobre el cabello seco o húmedo, sección por sección, desde la raíz hasta las puntas. Para garantizar una saturación completa, aplícala con un peine de dientes anchos. Si estás aplicando una mascarilla para tratar un problema específico del cuero cabelludo entonces aplica la mascarilla sólo en el cuero cabelludo a modo de exfoliación.
  • Deja que tu tipo de pelo te guíe: Las mascarillas caseras para el pelo, pueden dejarse actuar entre 15 y 60 minutos, así que dependiendo del estado de tu pelo y de los resultados deseados, puede que tengas que hacer algunos experimentos. Si tu pelo es superporoso y seco, por ejemplo, va a absorber los ingredientes a un ritmo más rápido y prolongado que el pelo que no está tan dañado. Mientras que esto es genial si estás usando productos que añaden hidratación y humectación, podría ser malo si estás aplicando una mascarilla para eliminar la acumulación de productos, como una mascarilla de vinagre de sidra de manzana.
  • Factor en tus hábitos de peinado: Se recomienda que las mascarillas para el cabello se apliquen una vez a la semana, pero tu media personal podría ser diferente. Digamos que quieres aplicar una mascarilla para combatir la acumulación de producto: “Son estupendas para usarlas una vez a la semana durante unos 15-30 minutos si te pasas con los productos, pero si rara vez usas productos de peinado y sólo quieres eliminar la acumulación de un champú o acondicionador pesado, una vez al mes durante 15 minutos sería suficiente.
  • Tenga el champú a mano: Al estar, bueno, untando el pelo con comida, tendrá que hacer un trabajo más minucioso para enjuagar la mascarilla. Lo mejor es enmascararlo justo antes de que te vayas a lavar el pelo para ahorrar tiempo.

Cómo hacer una mascarilla casera para cada tipo de cabello

1. Mascarilla casera de miel + aceite caliente

✔️ El problema: Daño por calor

Además de que la miel contiene vitaminas, minerales y proteínas que ayudan a reparar la rotura del cabello, es un emoliente que aporta brillo. Por su parte, los aceites calientes, como el de oliva, contienen vitamina E y ácidos grasos omega-3, que protegen el cabello del calor y refuerzan su elasticidad.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel orgánica cruda
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Direcciones: Mezcla la miel y el aceite y calienta la mezcla para ayudar a licuar la consistencia de la miel (sólo asegúrate de probar la temperatura antes de aplicarla). Aplica la mezcla sobre el cabello húmedo y aplícala, sección por sección, desde la raíz hasta las puntas. Cúbrelo con un gorro de ducha o con una toalla caliente y húmeda durante 15-20 minutos. Aclara bien con agua tibia.

2. Mascarilla casera para el cabello de romero + matcha

✔️El problema: Pelo fino, plano y sin fuerza

El aceite de argán, el aceite esencial de romero, el huevo y el polvo de hibisco de esta mascarilla ban juntos para promover el crecimiento y el grosor. El potasio y el sílice (un elemento mineral) de los plátanos también son excelentes para engrosar el cabello, mientras que el compuesto EGCG que se encuentra en el té verde puede ayudar a frenar la caída del cabello.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de argán o girasol
  • 3-5 gotas de aceite esencial de romero
  • 1 plátano maduro machacado
  • 1 cucharada de polvo de hibisco
  • 1 cucharada de polvo de té verde matcha
  • 1 huevo

Direcciones: Después de mezclar bien los ingredientes, aplica la mascarilla sobre el cabello seco o húmedo, desde la raíz hasta las puntas. Cúbrete la cabeza con una toalla o un gorro de ducha si quieres, y deja la mascarilla durante 20-60 minutos antes de aclarar bien con agua tibia.

3. Mascarilla capilar de aceite de coco

✔️El problema: Cabello seco

Para los que tienen el pelo muy seco o con canas, el aceite de coco es un excelente acondicionador natural. Contiene propiedades hidratantes y reparadoras, como los ácidos grasos, que penetran profundamente en el tallo del cabello.

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de coco

Direcciones: Calienta el aceite de coco hasta que esté licuado. Aplícalo desde las raíces hasta las puntas y cúbrelo con un gorro de ducha durante 20 minutos, luego lávalo bien.

4. Mascarilla de aguacate + aceite de jojoba

✔️El problema: Cabello apagado

El aguacate y el huevo contienen nutrientes como ácidos grasos, aminoácidos, vitamina E y biotina, que reavivan la textura sedosa y el brillo de tu cabello. El romero, por su parte, es un rico antioxidante que ayuda a neutralizar los radicales libres que podrían estar debilitando la cutícula del cabello o estropeando la salud de tu cuero cabelludo.

Ingredientes:

  • 1 aguacate
  • 1 huevo,
  • 1 cucharada de aceite de jojoba
  • 3-5 gotas de aceite esencial de romero

Direcciones: Mezclar bien todos los ingredientes y aplicar en el cabello desde la mitad del tallo hasta las puntas (donde se encuentra la mayor parte del daño), luego cerca y sobre el cuero cabelludo. Cubrir con un gorro de ducha durante 20-60 minutos. Aclara bien.

5. Mascarilla de plátano + aloe vera

✔️El problema: Pelo encrespado y rebelde

Las grasas, vitaminas y betaglucanos de la avena dan brillo, hidratación y deslizamiento al cabello, mientras que la leche contiene vitaminas, zinc y calcio que también aportan brillo. El aguacate, el gel de aloe vera y el plátano contienen nutrientes, como aminoácidos y sílice, que suavizan y dan peso al cabello para tener más control sobre las hebras. El aceite de argán y el de girasol combaten el encrespamiento gracias a la vitamina E. Estos aceites base son hidratantes y lo suficientemente pequeños como para penetrar en el tallo del cabello.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de argán o girasol
  • 1/3 de taza de avena (preparada con leche entera)
  • 1 plátano maduro machacado
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera
  • 1/2 aguacate

Direcciones: Mezclar bien los ingredientes y aplicar sobre el cabello seco o húmedo, desde la raíz hasta las puntas. Una vez aplicado, puedes cubrir tu cabeza con una toalla o un gorro de ducha (aunque no es necesario). Deja actuar entre 20 y 60 minutos antes de aclarar bien con agua tibia.

6. Mascarilla de vinagre de sidra de manzana + menta

✔️El problema: Escamas molestas

El vinagre de sidra de manzana (ACV) es una forma natural -pero efectiva- de limpiar en profundidad el cuero cabelludo, gracias a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas. El aceite de menta se añade tanto por su eficacia contra la caspa (es un antiinflamatorio y antiséptico), como por su capacidad para combatir los olores fuertes que desprende el ACV.

Ingredientes:

  • 1 parte de vinagre de sidra de manzana crudo totalmente natural
  • 3 partes de agua tibia
  • 3-5 gotas de aceite de menta

Direcciones: Lava el cabello como lo harías normalmente, omitiendo el acondicionador. Una vez que el cabello esté seco con una toalla, masajea suavemente -y a fondo- la mezcla por todo el cuero cabelludo. Deja que repose durante 15-30 minutos y aclara con agua tibia.

Puedes añadir un acondicionador ligero en los medios y las puntas si tu tipo de cabello tiende a ser más difícil de manejar sin él, simplemente no apliques el acondicionador en el cuero cabelludo, ya que ha sido recién limpiado y hay que dejarlo respirar.

7. Mascarilla de limón + lavanda

✔️El problema: Un cuero cabelludo graso y aceitoso

Esta combinación de ingredientes contiene propiedades astringentes naturales que ayudan a eliminar el exceso de grasa y la acumulación en el cuero cabelludo, a la vez que restablece el equilibrio del pH del cuero cabelludo para pisar el freno a la producción excesiva de grasa.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana diluido (1 parte de ACV por 5 de agua)
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1/3 de taza de avena (preparada con leche entera)
  • 3- 5 gotas de aceite esencial de lavanda

Direcciones: Mezclar bien los ingredientes y masajear suavemente todo el cuero cabelludo, luego aplicar en el cabello, desde la raíz hasta las puntas. (Un peine de púas anchas puede ayudar mucho en este proceso). Una vez aplicado, puedes cubrir tu cabeza con una toalla o un gorro de ducha si lo prefieres. Deja actuar durante 20-60 minutos antes de aclarar bien con agua tibia.

8. Mascarilla de aceite de ricino

✔️El problema: Cabello débil

El aceite de ricino prensado en frío tiene increíbles propiedades para fortalecer el cabello. Contiene ácidos grasos omega-6 y propiedades antioxidantes que pueden ayudar a reducir el daño capilar causado por los radicales libres, a la vez que elimina la fragilidad y mejora la textura.

Ingredientes: 1 cucharadita de aceite de ricino

Direcciones: Calienta el aceite de ricino durante unos 10 segundos, o hasta que esté templado (no caliente). Masajear el aceite en el cuero cabelludo y por el tallo del cabello. Deja actuar durante 15 minutos y luego aclara bien.

9. Mascarilla de aceite de coco + miel

✔️El problema:Puntas abiertas en abundancia

Aunque realmente no hay reparación para las puntas que se han abierto, hay algunos remedios estupendos para ayudar a prevenir que las puntas se abran en primer lugar. Uno de esos remedios es esta mascarilla de aceite de coco y miel. Ofrece una megadosis de hidratación, que es la mejor defensa contra las puntas abiertas.

Ingredientes:

  • 2 partes de aceite de coco crudo totalmente natural
  • 1 parte de miel orgánica cruda

Direcciones: Calienta el aceite de coco y la miel a temperatura ambiente. Aplícalo de raíces a puntas y deja que la mascarilla sature tu cabello durante unos 25 minutos. Aclárala muy bien, ya que la consistencia de esta mascarilla es bastante espesa y pesada (y evita los acondicionadores pesados después del lavado).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *